Archivo de la categoría: corrección

Crónica del taller de corrección «Español y punto»

El día 10 de junio tuvo lugar el taller «Español y punto» impartido por la traductora y correctora Marina Mena en la Casa del Lector, al que asistimos estudiantes universitarios, traductores noveles y profesionales con mucha experiencia. Y, aunque las necesidades de cada uno eran distintas, el taller resultó muy útil para todos.

Marina comenzó hablando de ortotipografía y nos recordó, por ejemplo, el uso de la cursiva, de los puntos suspensivos o la forma de marcar un diálogo dentro de otro. Después trató cuestiones de corrección de estilo, como cuáles son las interferencias más comunes que se producen de una lengua a otra en las traducciones. La exposición fue muy dinámica, pues la ponente nos hacía participar continuamente: debíamos detectar errores y corregirlos. Utilizó ejemplos reales de todo tipo de textos, como novelas, cómics o ensayos científicos. Por último, nos enseñó algunos trucos de Word muy prácticos para hacer macros y limpiar y corregir los textos de manera rápida y eficaz. Además, nos recomendó muchos recursos interesantes para seguir aprendiendo y mejorando en nuestro oficio.

El taller me pareció muy entretenido y formativo, tanto que me quedé con ganas de más. Me alegro mucho de que se estén haciendo actividades relacionadas con la corrección, pues creo que son fundamentales para progresar como traductores, ampliar nuestro horizonte profesional y también para entender mejor la tarea del corrector, con quien estamos destinados a convivir en nuestra vida laboral.

Al terminar el taller nos fuimos todos juntos al Retiro, donde nos esperaban otros traductores para hacer un pícnic. Encontramos un sitio estupendo a la sombra y, sentados en círculo, intercambiamos historias y experiencias.

Y así, de cháchara, se nos pasaron las horas volando. Fue una tarde fantástica en la que, además de pasar un rato muy agradable con amigos traductores, también conocí a gente muy simpática e interesante a la que espero volver a ver muy pronto.

Irene Maseda

Metidas en harina: crónica del taller

Taller 1Seco, Sousa, Moliner… Algunas los conocíamos, otras no, pero allí estaban, mirándonos desde el centro de la sala. Fueron las profesoras del taller Meterse en harina, Beatriz Benítez Castro y Marta Torent López de Lamadrid, quienes nos presentaron a las que serían nuestras herramientas para estos dos días: diccionarios, manuales y otros recursos para traducir y corregir.

ACE Traductores y la Unión de Correctores firmaron a principios de este año un Código de buenas prácticas con el objetivo de promover la colaboración y el mutuo entendimiento entre traductores y correctores. Fruto de aquel acuerdo nació este curso, que tuvo lugar los días 29 y 30 de septiembre y pretendía ser una introducción a la traducción y la corrección editorial para personas de perfiles diversos.

Y así fue, ya que si bien el grupo era totalmente femenino (¿no suele serlo tan a menudo en el sector?), nuestro recorrido no podía ser más diferente. Había allí desde estudiantes de posgrado de traducción literaria hasta una astrofísica, pasando por profesoras o subtituladoras. Incluso contamos con compañeras alemanas e italianas que demostraron que, aunque difícil, no es imposible traducir literatura a un idioma extranjero.

Fue un placer escuchar a las profesoras explicarnos cómo presentar una traducción/corrección (que al fin y al cabo es nuestra tarjeta de visita a la editorial), en qué errores solemos caer al corregir o qué herramientas son útiles para ambas tareas. También tuvimos la oportunidad de traducir por parejas y corregir los resultados en un ejercicio de comparación de lo más interesante.

En resumen, un taller inmejorable para introducirnos en el mundo de la traducción y la correcciónTaller 2 editorial y para conocer a otras compañeras con intereses similares. Al final del último día algunas incluso celebramos el Día Internacional de la Traducción brindando por san Jerónimo. Muchas gracias a todos los que habéis hecho posible este curso, ¡esperemos que haya más ediciones!